8 SENALES DE QUE TU PAREJA CLARAMENTE DEJO DE AMARTE, JAMAS PERMITAS QUE LLEGUE A LA 8.

Por más doloroso que sea hay que aceptarlo, no todos los amores son eternos,tampoco las personas, capaces de permanecer al lado de otras durante toda la vida, algunas no tienen esa intención . No son palabras vacías: podemos comprobarlo mirando las estadísticas sobre, aunque sea, los divorcios. Aunque no es una regla general, en todas partes del planeta las parejas deciden separarse con mucha más frecuencia que hace 10-15 una edad muy inmadura. Si bien las razones de ello pueden ser diversas, no todas las uniones amorosas que se rompen quedan condenadas al fracaso. A continuación, te dejamos un par de indicaciones relacionadas con el desamor: como verás, a veces percatarse de que alguien nos deja de amar es más simple de lo que parece.

1. No tiene tiempo para ti ¿Te ilusionas durante una semana, planeando ir al cine, salir de viaje, u organizando una cena romántica con tu media naranja y lo que recibes a cambio es un par de excusas difíciles de asimilar? ¿Prefiere pasar su tiempo libre en compañía de otras personas, o justifica su constante ausencia con “mucho trabajo” o “falta de ganas” sin preocuparse por ti? Todo esto suele significar que has dejado de ser una prioridad para tu pareja y, en realidad, está buscando una forma de salir de la relación.

2. No te tiene en cuenta. Otra característica que debería ponerte alerta, es que tu novi@ empiece a organizar sus planes a corto plazo sin ti. Si has notado que siempre intenta mantener cierta distancia entre vosotros y es capaz de lo que sea para no tener que compartir su tiempo, aficiones y sentimientos contigo, no te engañes. Las personas que se aman, se echan de menos, y ansían la presencia (física y emocional) de otra persona en su vida. Si este caso no tiene nada que ver con tu situación, empieza a pensar si vale la pena mantener una relación así.

 

3. No le gusta el contacto físico contigo. Esta es una de las muestras más patentes que pueden existir al respecto. Si en el pasado tu pareja aprovechaba cualquier oportunidad para tocarte, acariciarte o demostrarte afecto de forma corporal, y ahora ya no lo hace ni cuando las circunstancias pintan más que favorables, tal vez deberías empezar a pensar en separarte. A todo el mundo le gusta abrazar y besar a sus novios y novias, pero cuando los sentimientos se esfuman, desaparecen también las ganas de demostrar el amor.

4. No le interesa “lo tuyo”. ¿Antes pasaba mucho tiempo hablando contigo, intercambiando historias, opiniones y puntos de vista, y ahora tampoco lo hace? Seamos sinceros: si tu pareja cambió su actitud hacia este elemento de vuestra relación y no parece ser nada temporal, puedes esperar lo peor. Cuando uno ama a su espos@ o compañer@ de vida, demostrar interés al escuchar sus historias, problemas, etc., es algo natural, y cuando la gente se deja de querer, pasa exactamente lo contrario. Cada uno empieza a vivir una vida propia, sin preocuparse demasiado por el otro.

5. No le importan tus logros. Aunque hubieras ganado un Premio Nobel, escalado Mount Everest o inventado fórmula de la eterna juventud, si tu supuesta otra mitad no te quiere más, tus logros no van a impresionarle. De hecho, es incluso muy probable que su reacción al respecto te sorprenda de una forma desagradable… Por más que lo necesites, no escucharás que se siente orgullos@ de ti, ni comenzará a halagarte. Duele aceptarlo, pero va a ser como si fueran dos personas extrañas, y no una verdadera pareja.

6. No hace referencias al futuro. Bueno, sí, puede hacerlas, aunque nunca te incluirá en ellas. Si hablando contigo tu marido (o mujer) esquiva los temas o las cuestiones que tienen que ver con los dos como pareja, y comienza a vacilar apenas le hagas una pregunta relacionada con ello, mejor termina esta relación cuanto antes. Cuando en juego entra un desamor, tanto los hombres, como las mujeres, prefieren callar en vez de soltarse a la hora de hacer planes a largo plazo. De verdad, merece la pena ser consciente de eso.

7. No deja de pelear contigo. Si las conversaciones con tu amad@ por lo general no llegan a ninguna parte, o rápidamente se convierten en discusiones, esto quiere decir que la unión de dos personas está en peligro. Aunque al principio todas las parejas se comportan como dos tortolitos, y piensan que este estado va a durar para siempre, en muchos casos llega el momento cuando ya no pueden soportarse y arman broncas grandes como una casa sin tener una buena razón. En otras palabras: si todo lo que diga, haga o demuestre tu novi@ te irrita, es muy probable que lo que hubo entre los dos, llegó a su fin.

 

8. No te habla. Definitivamente no hace falta ser muy extrovertido ni destacar por soltura para conseguir entablar una conversación, y sobre todo con una persona que es importante para nosotros. Justamente por eso, la falta de comunicación verbal entre la pareja es a menudo un mal augurio del “principio del fin”. Si uno realmente quiere comunicarse con su ser querido, incluso el tiempo puede suponer un tema perfecto para que se desenvuelva… Pero si tu pareja te comunica lo justo y necesario y sólo se refiere a temas indispensables, es porque ya no siente lo mismo que antes.

Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un “Me gusta” a nuestra página de Facebook!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *